Páginas vistas en total

jueves, 15 de marzo de 2012

Insignificante teoría sobre los momentos.

Hay momentos de felicidad, también lo están los tristes, pero hay otros momentos que son mágicos, ¿y porque son mágicos?, y lo deben ser porque son esas cosas que no esperamos que nos sucedan, que son como ese regalo que recibiste cuando eras chico y que tanto esperabas, y en realidad ahí está la verdadera diferencia con los momentos felices, ya que los momentos de felicidad siempre sabemos que van a suceder, más tarde o más temprano, pero los mágicos no lo sabemos, ni siquiera sospechamos que pueden llegar a pasar, por eso son mágicos y no felices. Un momento de felicidad podría pasar en un instante y siempre lo vamos a recordar, el momento de magia perdura y siempre que lo recordemos nos robara una sonrisa. Los momentos mágicos siempre son buenos como los de felicidad, pero los instantes felices nunca aparecerán en las horas de mayor sufrimiento, los momentos mágicos pueden aparecer y ser un pequeño paramo, una sonrisa robada al llanto en esos momentos de pena irreparables. Hay un momento en la vida que es imposible de calificar como feliz o mágico, y es cuando nace un hijo, un momento esperado, un momento feliz, un momento que nos sorprende aún más de lo que podríamos imaginar, un momento mágico; este es el momento de amor eterno…
OMAR CRIADOR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario