Páginas vistas en total

sábado, 28 de enero de 2012

No te equivoques, todavía me queda un poco de orgullo.
Por más que mi corazón pida por vos, no olvido tu rechazo.
Aunque recuerde tu sonrisa, tu desprecio siempre está presente.
Siempre te voy a amar, pero hoy yo decido que nuestros caminos nunca se crucen.
Ya vas a ver como tus miradas no serán correspondidas por este tipo que solo tenia ojos para ti.

 Un día me dirás “te quiero” desplomando mis defensas y haciendo caer ante ti todos mis pretextos para odiarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario