Páginas vistas en total

miércoles, 10 de julio de 2013

Hasta luego José.

         Porque se que vas a llegar a la parrilla de tu viejo, con un libro bajo el brazo, imposible es imaginarte sin un libro entre tus manos como si fuese una extensión mas de tu cuerpo, ahí vamos a estar esperándote para una cena mas, para escribir un cuentito mas. Sino será en el club donde te esperaremos, mientras Pablo nos apura a jugar un pool diciéndonos “ a José y a mi nunca nos ganaron al Pool”.
         Porque años han pasado y nunca me dijiste cuales eran los ojos (tetas) que me miraban, espero algún día te aparezcas en un sueño y me saques esta intriga mientras tomamos un aperitivo.
         Ahí debe estar tu novela, esa novela que escribiste, que nunca publicaste, que no sabemos si en realidad terminaste, y que peor aun jamás ninguno de nosotros leyó.

         No voy a decirte adiós, me niego rotundamente a despedirme de vos, porque te espero, porque los muchachos te esperamos; porque estamos seguros que sos como Baltasar Quiñones, y un día va a venir un pibe a convencernos de que estas vivo, de que solo estas simulando tu muerte para llegar de la nada al picado hacer una gambeta corta y clavarla en el ángulo.

Para Harry Haller (Jose Maria)
Que siempre estará.

Omar Criador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario